Week 11: Se acaba nuestra temporada (14-22)

Ago 28, 2021

Los Dragons bajaron definitivamente el telón de su primera temporada en la nueva European League of Football. Los catalanes no pudieron sumar su cuarta victoria de la temporada, la que habría sido su tercer triunfo en casa ante una afición que, como los jugadores, lo dio absolutamente todo.


Era el último partido de la temporada regular. El último encuentro en casa en esta liga regular. Y es que pese a que hay una última jornada, la Week 12, la temporada regular para los de Adam Rita terminaba hoy en Reus. En la última fecha los Dragons tienen su segundo Bye del curso.


Había un pequeño rayo de esperanza, un pequeño halo de luz, con el que todavía podían soñar tanto equipo como afición para alcanzar el playoff. Eso sí, la carambola tenía que ser de esas grandes que muy pocas veces terminan dándose. El primer paso para mantener ese último suspiro vivo era el de ganar a los Frankfurt Galaxy, el equipo más completo y en un mejor estado de forma de toda la liga. Pero las ganas de terminar con un gran partido en casa y con esa voluntad de ofrecer un último gran espectáculo a esos aficionados incondicionales hacían pensar que otra W era factible.


Los Galaxy empezaron fuerte. De hecho fueron los encargados de inaugurar el marcador. TD que no redondearon con un extra point que no fue bueno. Tras ese 0-6 inicial, llegó el primer momento de explosión, de eufória desatada. Los alemanes sirvieron el balón, lo mandaron al fondo del campo, donde esperaba Jéan Constant. El mágico WR estadounidense abrazó el balón y se puso a correr. Arrancó, alcanzó la máxima velocidad, rompió el entramando defensivo alemán y nadie pudo pararle. Retorno estratosférico, uno más, de Jéan Constant. El extra point tampoco fue bueno, con lo que los Dragons empataban el partido a seis.


El segundo cuarto transcurrió sin que ni locales ni visitantes consiguieran mover el marcador nuevamente. 6-6 en el luminoso, pocos puntos pero con todo abierto de par en par para que pudiera suceder cualquier cosa en el segundo tiempo.


Pero… Tras pasar por los vestuarios las cosas se complicaron una vez más para los Dragons. El tercer cuarto fue nuevamente el que lastró al equipo catalán. Los Frankfurt Galaxy se adelantaron nuevamente en el marcador con un touchdown riguroso. Schwarz atrapó el balón que le puso en la endzone Sullivan, pero ayudándose con el suelo. Los árbitros consideraron que era un pase completo y señalaron el TD que ponía a los visitantes nuevamente por delante. La conversión de dos fue buena para hacer subir la diferencia a ocho puntos (6-14). Antes de terminar el tercer asalto, los Galaxy doblaron su ventaja. Nuevo TD con nueva conversión de dos materializada que ponía el 6-22 en el marcador.


Los Dragons entraron al último periodo con ‘solamente’ dos posesiones de desventaja. El equipo creía que se podía y la grada también. El ambiente creado por el más de los mil aficionados que se dieron cita en el Estadi Municipal de Reus estaba siendo increíble.


Fueron a recortar distancias y lo consiguieron en uno de sus drives. Rémi Bertellin entró en la endzone y se plantó para recibir otro maravilloso pase de Zach Edwards. TD y a por una conversión de dos que también fue buena. A otra posesión de estas de poder empatar el partido. La gente apretó y el equipo creyó en ello. Pero Frankfurt supo gestionar esos últimos compases de partido. Poniendo rodilla al suelo tras el ‘2 minutes warning’ hicieron que los segundos se fueran consumiendo sin que hubiera una sola jugada o intento de jugada posible.


Al final, 14-22 para despedir tanto la temporada en casa como la temporada regular. El curso que viene, más y mejor. Seguro.

OTRAS NOTICIAS